La meditación del mes – julio 2012

Mahamudra descansa en la nada

sin forzarte nunca

permaneciendo relajado y natural

puedes romper el yugo

y obtener la liberación.

Mahamudra es la disolución de tu ego pequeñito, miedoso y tenso en la totalidad del universo, pura consciencia, pura unidad, pura dicha… literalmente significa el orgasmo cósmico.

Permaneciendo relajado y natural,  esto es el desafío.

Todo nuestro condicionamiento es vivir con esfuerzo para ser otra cosa que no es lo que nuestra naturaleza demanda. Para encajar en modelos establecidos que quizás no tienen nada que ver con quien somos o van hasta en contra.

¿Quien soy yo? No es lo mismo que ¿Como funciono?

¿Quien soy yo? Es la consciencia que observa relajada y sin juicio el funcionamiento de mi cuerpo, mi sistema nervioso , mi mente, mi sistema.

En cuanto mas  esfuerzo hay y más demanda sobre nosotros mismos para mejorar, para ser queridos y reconocidos; más nos identificamos con un ego herido que juzga y controla para protegerse.

Así nos olvidamos de nuestra esencia, de  aquella naturaleza expandida, ingrávida  y amorosa que simplemente ES.

Cuando desapareces como ego y ERES, sigues realizando las tareas cotidianas, sigues participando de la vida, pero no hay un esfuerzo; cuando tienes hambre, comes, cuando tienes sed, bebes, cuando estas enfadado,  lo sientes y cuando amas, eso se expresa, cuando tienes ganas de cantar cantas…

Las cosas simplemente suceden através de ti, no hay una mente establecida que te impida o te empuje a hacer o no hacer, no hay un juicio, nadie opina, ni comenta, no hay un pasado ni un futuro con el cual comparar, las cosas suceden y tu permaneces suelto y natural, hasta en la tensión estás suelto y natural, fluyendo como un río que no se esfuerza por llegar al mar, simplemente es su naturaleza.

Muchos quizá tendréis algunos días libres durante esta época de verano. Os invito a probar esta maravillosa meditación que mas que meditación es una invitación a volver a tu esencia y a tu verdadera naturaleza.

Durante unos días no te pongas metas, ni horarios, hábito de exigencia, de estres condicionado en el cerebro límbico siempre respondiendo a demandas… Esto es un hábito muy arraigado que uno tiene que aprender a percibir sin actuar sobre él a no ser que sea de vida o muerte (lo cual es su función esencial). Si no es de vida o muerte, simplemente observa y déjalo pasar, siente que es lo que te nace hacer o no hacer, en cada instante. Escucha el corazón, siente el cuerpo. Si quieres relacionarte y compartir, lo permites, si quieres soledad, lo permites, si quieres dormir, duerme, si tienes energía y esta se mueve, síguela. No te impongas nada con los hábitos preestablecidos de la mente, si observas con presencia pronto te darás cuenta de lo que es un hábito mental y de lo que es la Mente creativa colaborando con el presente.

Así, cada vez mas relajado y natural crece la confianza en tu naturaleza intrínseca y te ves respondiendo al fluir dichoso y relajado de tu energía vital. Así cumples con tu destino, sano, relajado, nada que conseguir, nada que forzar, el universo actuando atraves de ti, siendo, siendooooooooooooooo!!!

Astiko



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar