UNIÓN CON LA VIDA

Todos sentimos un gran anhelo de unión, con el otro, con nosotros mismos, en definitiva con la vida misma!

En cuanto más poderoso tu anhelo, más de la vida se necesita para satisfacerlo. Párate un momento y date cuenta si a tu compañero o [email protected] le estás pidiendo que sea todo para ti, que represente la vida misma para ti, que sea capaz de recibir y dar todo lo que pides de la vida.

Esta expectativa es bastante irracional. Nos deberíamos parar a sentir ¿como me puedo sentir completo, como me puedo ofrecer con totalidad a la vida y llenarme de ella para sentirme satisfecho, para sentirme completo.

Si realmente  te encontraras con un ser capaz de darse y recibirte con totalidad, descubrirías tu propio miedo. Una unión profunda da mucho vértigo. El placer de esto es tan intenso que posiblemente sientas que te vas a disolver, desaparecer, fundir, que te vas a perder para siempre.

Si el amor vive en tu corazón, el deseo en tus entrañas, la mente en tu cabeza, permite que la consciencia viva en todo el cuerpo y más allá de el.

A veces la gente me pregunta si con la iluminación uno renuncia al sexo.

Pues no, no es una cuestión de renuncia, es una cuestión de que la energía se transforma, se expande tanto que la misma energía sexual se convierte en Éxtasis, un extasis que pulsa con toda la existencia.

Por eso los tántricos hablan del sexo como portal para la expansión de la consciencia, para la experiencia de unidad, de fusión con Todo lo que Es!

Con Amor para ti,

Astiko