meditación del mes – diciembre 2018 – El Amor y la Plenitud / La Libertad y la Vacuidad

¡Hola queridos todos!

Sucede que como especie humana tendemos a sentir un anhelo constante que en su naturaleza femenina persigue EL AMOR Y LA PLENITUD y en su naturaleza masculina persigue LA LIBERTAD Y LA VACUIDAD.
Estas dos fuerzas que intervienen en la creación, complementarias pero opuestas se miden constantemente y dinamizan la existencia de todo lo que Es.

Para estas fiestas os invito a observar como estas dos fuerzas se representan en ti [email protected]:

Por un lado el deseo de compartir amor, de encontrarse con la familia y amigos, de expresar afinidad y sentir unidad, de cocinar, de crear hogar, de sentir el calor del vínculo humano, de perdonar y abrazar, de sentirse pleno de amor y hermandad y por el otro lado; el deseo de tranquilidad, la pereza de sentir las emociones que se activan con los encuentros humanos, familiares y amorosos, la necesidad de seguir el propio ritmo de uno y no tener que atender a compromisos y conversaciones, de sentir silencio y espacio, reposo de lo cotidiano, de los deseos de uno y de los demás, de simplemente ser sin expectativas, ni metas.

Si reconoces estas dos fuerzas en ti te invito a abrazarlas a las dos en tu corazón o en tu campo de consciencia. Evita negociar o ponerte a favor de una o de otra, siente las dos y dales espacio. A veces sucederá que te quedas en soledad porque eso es lo que sucede o precisas y en esa soledad echas de menos el calor humano, el amor, el vínculo…. o  por el contrario, que tienes una super reunión familiar y que te da pereza y prefieres tirarte en el sofá y ponerte una peli o meditar….En cualquiera de los dos casos siente al opuesto dentro de ti.

Si estás solo, permítete sentir el calor y la necesidad de tu corazón de sentir el latido del “otro” y déjate sentir la intimidad contigo [email protected], la libertad de la soledad al mismo tiempo que el calor y cariño de tu corazón.

Si estás compartiendo con los demás date el permiso de sentir la libertad de tu soledad también dentro de ti, la libertad de tu consciencia desapegada y vacÍa.

Así tendrás un atisbo de una experiencia unificadora de plenitud y libertad al mismo tiempo; de consciencia ilimitada y amor humano encarnado, de apego y desapego, de lo femenino y de lo masculino. Es una manera de que tu femenino y tu masculino se den la mano y honren sus mutuas necesidades en amor y libertad.

Con esta pequeña meditación para estos días os deseo infinitas bendiciones y os abrazo desde mi soledad cálida y amorosamente.

ASTIKO