meditación del mes – agosto 2015

Amor y meditación


Cuando tengas un momento de amor, por tu amad@, por tus hijos, tu madre, tu padre, un amigo, una puesta de sol, un animal, un paisaje, etc… párate, no hagas nada con esa energía, vuelve tu atención hacia dentro y silénciate, siéntela en el cuerpo, percibe la respiración que acompaña ese sentimiento, imágínate que ese sentimiento se expande por todo tu cuerpo, por tu cerebro…

 Toda tu consciencia imbuida y coloreada por ese amor.

Una vez que le hayas dado espacio dentro de ti, permite que se expanda más allá de tu forma física, que se expanda a tu alrededor como un halo, como un perfume, como una vibración y libera ese sentimiento hasta dónde alcance. A lo mejor se expande hacia el infinito y percibes que no tiene fin, que todo lo que Es, inclusive tu mismo está contenido dentro de ese amor.

Poco a poco entenderás como es eso de que tus seres amados son una puerta por la cual el amor se cuela para liberarse por toda la existencia. 

Si y entenderás que no hay otra cosa, más que amor manifestándose de millones de maneras. Cuanta creatividad! Cuanto espacio!

Con amor,

Astiko



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar