meditación del mes – agosto 2015

Amor y meditación


Cuando tengas un momento de amor, por tu [email protected], por tus hijos, tu madre, tu padre, un amigo, una puesta de sol, un animal, un paisaje, etc… párate, no hagas nada con esa energía, vuelve tu atención hacia dentro y silénciate, siéntela en el cuerpo, percibe la respiración que acompaña ese sentimiento, imágínate que ese sentimiento se expande por todo tu cuerpo, por tu cerebro…

 Toda tu consciencia imbuida y coloreada por ese amor.

Una vez que le hayas dado espacio dentro de ti, permite que se expanda más allá de tu forma física, que se expanda a tu alrededor como un halo, como un perfume, como una vibración y libera ese sentimiento hasta dónde alcance. A lo mejor se expande hacia el infinito y percibes que no tiene fin, que todo lo que Es, inclusive tu mismo está contenido dentro de ese amor.

Poco a poco entenderás como es eso de que tus seres amados son una puerta por la cual el amor se cuela para liberarse por toda la existencia. 

Si y entenderás que no hay otra cosa, más que amor manifestándose de millones de maneras. Cuanta creatividad! Cuanto espacio!

Con amor,

Astiko