meditación del mes – abril 2013

Cada mañana antes de salir a jugar a las cosas del mundo, conecta con tus manos el hara  (para los hombres) y el útero (para las mujeres), con el corazón!

Respira sintiendo como el diafragma se libera y conecta la parte inferior de tu cuerpo con la parte superior. Siente la expansión en el suelo pélvico, en las piernas, en los genitales y en el bajo vientre y experimenta como una vez que se llenan tus raíces de prana y de presencia esta fuerza se expande hacia el corazón, otorgándole una silenciosa dicha y una preciosa y serena expresión!

Mientras respires, imagínate viviendo una vida terrenal llena de creatividad, alegría y compasión! Imagínate siendo dueño o dueña de tu vida, con el fuego del hara, tu presencia, o de tu útero, tu potencialidad, ardiendo con coraje, libre de miedos y creencias limitantes, con el entusiasmo de un niño por descubrir, la pasión y la vitalidad que te otorga la valentía de ser verdadero y natural y responsabilizarte de tus verdaderos sueños. A esa fuerza, a ese fuego y a esa verdad le añades la ternura, la paciencia, la sencillez, la aceptación del corazón para sentir que pase lo que pase, eres amado y aceptado. Siente la sensación de libertad que te da el responsabilizarte de tu presencia, el sentirte y asumirte con absoluta totalidad y al mismo tiempo la sensación de estar cuidado y protegido por el amor que emite tu corazón!

Libertad y amor no son conceptos ideales, son el propósito existencial de ser humano!

Con amor,

Astiko

 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar