La meditación del mes – Junio 2011 – Atención en la base de tu columna

En todo momento durante tu vida cotidiana pon atención en la base de tu columna, relaja el sacro, el ano y el suelo pélvico.

Mantén las articulaciones sueltas, los deditos de los pies, los tobillos, las rodillas, las caderas esponjosas, suaves…

Cuando te dirijas a algún sitio, cuando hables con alguien, cuando guardes la cola en el banco, cuando hagas el amor, cuando te sientes a meditar, cuando bailes… pon consciencia y respira en tu base, siente la conexión con la tierra, su apoyo.

Te darás cuenta que gradualmente empiezas a sentirte más [email protected], mas [email protected], que tienes menos prisa, que fluyes, que tu respiración se expande, que los pensamientos se ralentizan, que el presente ocupa el lugar del futuro, que tienes mas solidez y dignidad. Además sentirás un incremento en tu vitalidad y te sentirás mas sensual y [email protected] con tus tiempos.

Siempre que te acuerdes, relaja la base, expande el suelo pélvico y observa lo que sucede dentro de ti.

Es la mejor manera de no dejarte atrapar por los sentimientos de carencia y de sentir la abundancia que naturalmente fluye en ti.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar