meditación del mes – agosto 2014

¡Sintoniza con el latido de tu corazón!

Estés donde estés, solo o acompañado, haciendo lo que sea, párate de vez en cuando y sintoniza con el latido de tu corazón.

Dirige toda tu atención hacia dentro. La mente enfocada hacia las profundidades de tu universo interno, para sentir el eterno silencio reverberando con el latido de tu corazón. Primero lo intuirás, y luego comenzarás a escuchar y a sentir el ritmo constante que marca tu corazón.

Es el ritmo de la música que acompaña tu vida en este cuerpo. Sintoniza con el latido, siéntelo en todo tu cuerpo, en tu cerebro, en tu barriga, en tus piernas, en tu garganta, en todo tu ser! Cuando lo sientas, entra aún más con tu consciencia a sentir la fuerza  invisible, que hace latir tu corazón.

¿De donde viene? ¿Cual es su fuente? Relaja todo el cuerpo, relaja la mente y siente esa fuerza. Permite que tu atención se funda con ella. Esa fuerza es el milagro, esa fuerza es el soplo de vida.

Cuando tu consciencia se funde con esa fuerza entiendes todo, recuerdas la unidad y un amor infinito, que te hace partícipe de toda la existencia se apodera de ti.

Un abrazo,

ASTIKO

 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar