TANTRA PARA PAREJAS

TANTRA PARA PAREJAS

Según la ciencia del tantra y las enseñanzas secretas del Tao puedes encontrar a tu hombre interior y a tu mujer interior dentro de ti en el centro del cerebro, en la conexión entre los hemisferios. Cuando dentro de ti se encuentra lo femenino con lo masculino, la luz con la oscuridad, la intuición con la razón, el cielo con la tierra has llegado a casa, Shiva se une a Shakti, conoces la dicha.

 

En nuestras relaciones proyectamos nuestros aspectos masculinos o femeninos inconscientes en nuestra pareja y esperamos que ella nos haga de pantalla para nuestros atributos internos no reconocidos, positivos o negativos. De esa manera después de fracasar en varias relaciones uno se resigna y se duerme o dirige la flecha hacia dentro y busca dentro de si. Ese es el momento en que la Shakti identificada con el ego, va hacia dentro y se pregunta quien soy yo comenzando a buscar la verdad interna, a Shiva.

 

Si una pareja hoy en día puede entender que su relación va mas allá de colmar expectativas románticas, tener hijos y asegurarse una vida sexual, pueden despertarse a si mismos, al amor, a la  aceptación, a la compassion y a la dicha. Este  camino de intimidad con el otro, es un camino de mucho coraje que te confronta con todos tus miedos, inseguridades, emociones y rincones olvidados y te desafía a ser verdadero constantemente.

 

Hemos creado estos encuentros para parejas que tienen interés en adentrarse en los caminos que propone el tantra para vivir la sexualidad y la intimidad. Cada curso  te sirve para iniciarte o para tomarte un tiempo único y exclusivo para profundizar en vuestra relación y deleitaros con las meditaciones, masajes y demás técnicas que nos ofrece este amplio camino. Durante cada curso habrá un tema específico en el que enfocaremos aunque en realidad me dejo inspirar por vuestras necesidades del momento en el que estais individualmente y  en vuestra relación.

Según la ciencia del tantra y las enseñanzas secretas del Tao puedes encontrar a tu hombre interior y a tu mujer interior dentro de ti en el centro del cerebro, en la conexión entre los hemisferios. Cuando dentro de ti se encuentra lo femenino con lo masculino, la luz con la oscuridad, la intuición con la razón, el cielo con la tierra has llegado a casa, Shiva se une a Shakti, conoces la dicha.

 

En nuestras relaciones proyectamos nuestros aspectos masculinos o femeninos inconscientes en nuestra pareja y esperamos que ella nos haga de pantalla para nuestros atributos internos no reconocidos, positivos o negativos. De esa manera después de fracasar en varias relaciones uno se resigna y se duerme o dirige la flecha hacia dentro y busca dentro de si. Ese es el momento en que la Shakti identificada con el ego, va hacia dentro y se pregunta quien soy yo comenzando a buscar la verdad interna, a Shiva.

 

Si una pareja hoy en día puede entender que su relación va mas allá de colmar expectativas románticas, tener hijos y asegurarse una vida sexual, pueden despertarse a si mismos, al amor, a la  aceptación, a la compassion y a la dicha. Este  camino de intimidad con el otro, es un camino de mucho coraje que te confronta con todos tus miedos, inseguridades, emociones y rincones olvidados y te desafía a ser verdadero constantemente.

 

Hemos creado estos encuentros para parejas que tienen interés en adentrarse en los caminos que propone el tantra para vivir la sexualidad y la intimidad. Cada curso  te sirve para iniciarte o para tomarte un tiempo único y exclusivo para profundizar en vuestra relación y deleitaros con las meditaciones, masajes y demás técnicas que nos ofrece este amplio camino. Durante cada curso habrá un tema específico en el que enfocaremos aunque en realidad me dejo inspirar por vuestras necesidades del momento en el que estais individualmente y  en vuestra relación.

LA HISTORIA DE LOS NEELA TANTRIKIS:

“Los tántricos vivían la búsqueda de esta verdad muchas veces en pareja. Hace unos 1600 años había una secta tántrica, que se llamaban los Neela Tantrikis, que vivían en pareja de una forma muy especial. Un hombre y una mujer vivían juntos dentro de una misma túnica que les servía de única vestimenta. Dentro de la túnica que los cubría a los dos estaban desnudos. La túnica era de un color azul cielo, Neela. Habían elegido ese color porque es el color de la vibracion que rodea dos amantes, en profundo amor durante su unión sexual. Peregrinaban juntos, caminaban, comían, dormían, hacían el amor, impartían enseñanzas siempre juntos dentro de la túnica.¡Cuanto coraje! Recreaban el universo dentro de una túnica. La dualidad que genera la vida, Yin Yang, lógica, intuición, amor, presencia, hombre, mujer. Creaban así un circuito de constante intercambio de polaridades femenino masculino. Un campo de energía transformadora. Practicaban meditaciones tántricas, circulaban energía. Los roces entre ellos eran un constante desafío para llevar consciencia  al cuerpo, las emociones, etc. El beneficio de uno es el de los dos, porque son uno. Las diferencias  eran distintas maneras de ver una misma  realidad. Se tenían que rendir el uno al otro, aceptar y  relajar. Es una manera excepcional de exploración, de meditación, de camino hacia Mahamudra!”

LA HISTORIA DE LOS NEELA TANTRIKIS:

“Los tántricos vivían la búsqueda de esta verdad muchas veces en pareja. Hace unos 1600 años había una secta tántrica, que se llamaban los Neela Tantrikis, que vivían en pareja de una forma muy especial. Un hombre y una mujer vivían juntos dentro de una misma túnica que les servía de única vestimenta. Dentro de la túnica que los cubría a los dos estaban desnudos. La túnica era de un color azul cielo, Neela. Habían elegido ese color porque es el color de la vibracion que rodea dos amantes, en profundo amor durante su unión sexual. Peregrinaban juntos, caminaban, comían, dormían, hacían el amor, impartían enseñanzas siempre juntos dentro de la túnica.¡Cuanto coraje! Recreaban el universo dentro de una túnica. La dualidad que genera la vida, Yin Yang, lógica, intuición, amor, presencia, hombre, mujer. Creaban así un circuito de constante intercambio de polaridades femenino masculino. Un campo de energía transformadora. Practicaban meditaciones tántricas, circulaban energía. Los roces entre ellos eran un constante desafío para llevar consciencia  al cuerpo, las emociones, etc. El beneficio de uno es el de los dos, porque son uno. Las diferencias  eran distintas maneras de ver una misma  realidad. Se tenían que rendir el uno al otro, aceptar y  relajar. Es una manera excepcional de exploración, de meditación, de camino hacia Mahamudra!”

BRUNO MUSHOTOKU

Practicó y enseñó meditación en el centro de Meditación Wat Ram Poeng en Tailandia. Durante 7 años  vivió en el Centro Internacional de Meditación de Osho en Puna, India, aprendiendo maneras de trasladar los beneficios de la meditación a la vida cotidiana. Lleva facilitando cursos de Meditación y auto descubrimiento desde hace 17 años en diversos países de Asia y Europa.

Actualmente ofrece encuentros, intensivos, retiros de meditación y reconocimiento de la Esencia en España, India y allá dónde le invitan. Dirige junto con Astiko los cursos de Formación y Tantra para parejas.

www.despertarlaconciencia.org

BRUNO MUSHOTOKU

Practicó y enseñó meditación en el centro de Meditación Wat Ram Poeng en Tailandia. Durante 7 años  vivió en el Centro Internacional de Meditación de Osho en Puna, India, aprendiendo maneras de trasladar los beneficios de la meditación a la vida cotidiana. Lleva facilitando cursos de Meditación y auto descubrimiento desde hace 17 años en diversos países de Asia y Europa.

Actualmente ofrece encuentros, intensivos, retiros de meditación y reconocimiento de la Esencia en España, India y allá dónde le invitan. Dirige junto con Astiko los cursos de Formación y Tantra para parejas.

www.despertarlaconciencia.org

ASTIKO:

Mi búsqueda me lleva al tantra a los 18 años cuando estudiando filosofía y orientalística me encontré con un libro del místico Osho y dejé todo para estar cerca de ese maestro que me enseño a morir, y aún así a estar dichosamente viva disfrutando de la vida en todas sus expresiones. Además de sus charlas, tuve la oportunidad de participar durante 8 años en grupos de terapia y de tantra donde el trabajo era puramente experimental y los conocimientos se integraban a un nivel físico, emocional  y mental, todo ello coronado por la meditación. Gestalt, bioenergética, respiración, hipnosis Ericksoniana, Pnl, tantra, meditaciones de múltiples corrientes místicas, trabajos jungianos, terapia sexual, etc fueron técnicas que aprendí para crear el espacio que quiero compartir: La absoluta presencia de la mente en el aquí y ahora, la relajación del corazón y la confianza en lo que Es.

Ver biografía completa

ASTIKO:

Mi búsqueda me lleva al tantra a los 18 años cuando estudiando filosofía y orientalística me encontré con un libro del místico Osho y dejé todo para estar cerca de ese maestro que me enseño a morir, y aún así a estar dichosamente viva disfrutando de la vida en todas sus expresiones. Además de sus charlas, tuve la oportunidad de participar durante 8 años en grupos de terapia y de tantra donde el trabajo era puramente experimental y los conocimientos se integraban a un nivel físico, emocional  y mental, todo ello coronado por la meditación. Gestalt, bioenergética, respiración, hipnosis Ericksoniana, Pnl, tantra, meditaciones de múltiples corrientes místicas, trabajos jungianos, terapia sexual, etc fueron técnicas que aprendí para crear el espacio que quiero compartir: La absoluta presencia de la mente en el aquí y ahora, la relajación del corazón y la confianza en lo que Es.

Ver biografía completa