14 y 15 Abril – SEVILLA: MÁS ALLÁ DEL ORGASMO: De tener un orgasmo a ser orgásmico. Comprensión de la polaridad interna

Tantra para todos

Todo lo manifiesto es de naturaleza electromagnética que oscila entre el dinamismo y la receptividad. Entre lo que emite y lo que absorbe.

La naturaleza diseñó al hombre y a la mujer como fuerzas complementarias de dinamismo y receptividad. Esto no significa que el hombre sea solo dinámico y la mujer solo receptiva, sino que en el cuerpo y en la psique del hombre es dinámico, lo que en la mujer es receptivo y viceversa, en la mujer es dinámico, lo que en el hombre es receptivo. Esto significa que en cada uno de nosotros, hombres o mujeres están representadas las dos energías en lugares distintos.

Para el hombre, el área del corazón es receptivo y su sexo es dinámico y emisivo, en cambio para la mujer su corazón es emisivo o dinámico y su sexo es receptivo y absorbente.

Por eso el hombre suele estar más listo para el acto sexual y la mujer para enamorarse. Porque es necesario primero cargar el polo positivo para que esta energía luego fluya hacia el polo receptivo. Es decir, la mujer se prepara para el sexo a través del corazón y los pechos, y el hombre desde su energía sexual se dispone para el amor.

Esto viene a decirnos que dentro de cada uno de nosotros existe una naturaleza masculina y femenina como si fuéramos un imán de dos polaridades opuestas que se atraen entre si.

Cuando nos juntamos con el sexo opuesto se crea un circuito electromagnético entre el sexo y el corazón de la mujer  y del hombre que permite que la energía circule entre los dos creando así una corriente electromagnética que nutre, abre el corazón y permite que la electricidad del cuerpo se regenere, generando vitalidad, luz, éxtasis, etc…

Cuando no hay nadie con quien compartir el cuerpo y el corazón, la buena noticia es que en ti mismo existe esta polaridad. Entre tu sexo y tu corazón hay una corriente que si la vives conscientemente y te abres a ella respirando te pone en contacto con tu naturaleza orgásmica.

Si eres un hombre y mantienes la presencia en tus genitales y permites que esta se expanda hacia el hara y de ahí hacia el plexo solar y la acoges en el corazón, comenzarás a sentir como todo tu potencial energético se despliega con fuerza, claridad y poderío desembocando en el espacio del corazón que la suaviza, enternece y la prepara para una clara y amorosa expresión. Esta energía sirve para trabajar, proyectar, amar, vivir en general. Armoniza tu dinamismo y tu emisividad con tu receptividad y capacidad de absorber

Si eres una mujer y meditas en el espacio alrededor de tus pechos y conectas con tu corazón desde allí percibirás como la energía amorosa y silenciosa del femenino crece y se derrama hacia el plexo, el vientre y la vagina, creando un entorno amoroso y acogedor que te permite desplegar tu vitalidad de una manera amorosa y centrada al mismo tiempo. Igualmente armoniza tu receptividad con tu capacidad de emisión.

En este curso vamos a explorar esta polaridad con respiraciones, meditaciones y técnicas del camino tántrico.

+ INFO & INSCRIPCIONES: pushya.vimal@gmail.com  – 645064954