meditación del mes – octubre 2013

DIRIGIENDO PRESENCIA Y AMOR HACIA TI

Por la mañana cuando se despierta la vida en ti, antes de que los pensamientos te atrapen y te cuenten el guión, las exigencias y deseos del día…

¡Siéntete! 
Siente al que se despierta.
 Siente la fuente de donde has emergido después de entregar tu existencia consciente durante la noche al sueño.

Siente el cuerpo que habitas, los sentimientos del momento presente, los patrones de pensamientos que se pasean por tu mente, informando, juzgando, planeando, creando identidad.
 Siente tu energía vital…

Siente la profundidad de tu corazón y su delicada y generosa constancia! 
Siente su verdad, su respiración, su ser.

Al sentir, traes presencia hacia el interior de ti. Poco a poco esa presencia te derrite, te trae aceptación, relajación… te enamora, te apasiona, te produce profunda ternura y compasión.

A esto se le llama autoestima!
 Cuando has aprendido a sentirte y por lo tanto a amarte, naturalmente se abre la puerta y tu ser irradia amor y presencia hacia el mundo exterior.