meditación del mes – agosto 2013

Este mes es un mes de fuego donde el sol está en su máximo esplendor por eso le dedico la meditación del mes de Agosto al plexo solar, el tercer chakra! El plexo solar está representado en todas las obras sagradas antiguas como el sol resplandeciente del mediodía!

También el intensivo de agosto, el Círculo de luz está dedicado a la relajación y revitalización del plexo solar y a abrir el camino entre nuestro sexo y nuestro corazón que pasa inexorablemente por el diafragma

El Plexo Solar está localizado, tal y como su nombre indica, entre el ombligo y el corazón, en el pericardio (debajo de los pechos en la V de las costillas.) Su nombre significa el “Asiento del Alma”, o red solar. En el cuerpo está asociado con el estómago, el  hígado, el bazo, la vesícula y el páncreas, con los elementos fuego y agua, y con el color dorado.

En el cuerpo físico, el plexo está alojado en un lugar en el que, súbitamente, la estructura física se estrecha. Está situado en un lugar angosto, pues el plexo es un sitio de paso, un lugar de transición. Como la base -lugar de paso de la tierra al cuerpo, también localizado en un paso estrecho-, el plexo es el paso del Centro del hara al centro del corazón.

El tercer Chakra es muy complejo. Conocido comúnmente como el “centro de poder”, y el centro del ser, funciona como almacén de los juicios, opiniones y creencias que hemos reunido acerca de nosotros mismos y del mundo. Estos juicios a su vez afectan nuestra autoestima y nuestra confianza en nosotros mismos. Es quizás por esta razón por lo que este centro es visto como la fuente del conocimiento que nos dice como operar dentro de la sociedad y el mundo. El sentirse firme y enérgico y tener idea de cuanto poder se tiene, el reconocerse a si mismo como un individuo separado del mundo y aún así ser capaz de tener un rol en ese mundo, son las motivaciones de este chakra.

También lo llamamos el poder de la presencia, el fuego de nuestra presencia!

Aquí esta la habilidad de definir limites, decir “si” cuando se quiere decir si y “no” cuando se quiere decir no. La necesidad de elegir  y de expresar la verdad de uno es una tarea importante del tercer chakra. Emite autoridad! Pero es la autoridad que un ser ejerce sobre si mismo, su vida, sus decisiones, sus acciones,  sus emociones, no el abuso de poder o la manipulación sobre los demás. Esta autoridad ha de saber rendirse ante lo ineludible, ante el amor y la muerte y los acontecimientos de la vida!

El tercer chakra nos permite ser autoconscientes y demanda de nosotros que seamos responsables de nuestra expresión en el mundo, de lo que tomamos  y de lo que damos!

Nuestra integridad reside en saber en cada momento presente discernir lo que está alineado con nuestra verdad! Cuando no estamos alineados con el ser que somos se expresa con disfunciones de poder. Nos creemos más o menos que otros seres en vez de saber que todos somos únicos! O oscilamos entre la víctima y el agresor, el salvador o el necesitado.

También es la sede de la energía emocional…

Las emociones no son problemáticas si no las juzgas y aprendes a observarlas y a vivirlas conscientemente!  Así, la vida del plexo, su energía, es decir, tus emociones forman parte del movimiento de la vida y se expresan a través de tu cuerpo y a través de  tu manera  única de percibir la vida y los seres que están a tu alrededor. El plexo está directamente relacionado con el diafragma torácico, un músculo muy importante asociado al sistema de evacuación del aire, de la respiración del soplo de vida en el envoltorio físico. Así, utilizamos la expresión: «la respiración del plexo)». Esta respiración es una respiración física. Es también muy importante para el dominio de las emociones.

Nuestro alma encarnado viene a experimentar las emociones: la alegría, la tristeza, la cólera, la vergüenza, el miedo, etc…

Cuando una emoción  se vive a través de todos tus  sistemas, se vierte en la sangre una hormona asociada directamente a esa emoción. Así, con el solo movimiento  de, la emoción, se crea en vosotros movimiento de expresión, una huella, una programaci6n que es transportada por la sangre, y que influye de una manera particular en los órganos unidos a ese chakra. De ahí, influye también en todas las células del cuerpo y, finalmente, en todo el movimiento de vida que hay en vosotros.

Las emociones son la vida; intentar negarlas es intentar negaros y negar que sois terrestres. Si intentas negar la emoción y la vida que circula en  ti, tu primera reacción será bloquear la respiración. Así, bloqueas la respiración del sol, bloqueas la respiración del plexo. Toda emoción es amor. Esto puede chocar con algunos sistemas de creencias que creen que la cólera es una vibración baja. Cuando vives la cólera y la dejas circular, sigue el movimiento de la vida. Dura algunos segundos, el tiempo de expresión interna o externa. La emoción es el movimiento de la vida que pasa, que circula, y el plexo encuentra su calma en seguida.

El movimiento de la emoción ha sido iniciado por una acción o un evento y cuando se ha iniciado, has de vivir su acción.

Mira a un niño pequeño! Con un movimiento, expresa su alegría, su tristeza, su cólera y su frustración. ¿Durante cuánto tiempo? Sólo un instante, en total simplicidad. En un plexo sano, el tiempo de circulación de una emoción no es largo. Sólo tienes que contemplar al niño. El  niño aún está muy cerca de su divinidad. Se enfada, se expresa, suelta amarras y algunos segundos más tarde, ríe, juega y llora. Esto es el movimiento de la vida, de esa vida que está en el plexo.

Si su cólera dura treinta minutos, hazte preguntas sobre vuestro niño. ¿Ya habrá condicionado su cólera? Ya tendrá una creencia que le permite mantener su cólera? Cuando la emoción es pura, libre de todo juicio, de toda conclusión, de todo pensamiento y creencia, y de toda memoria, cuando es una energía en movimiento proveniente de una fuente, de una experiencia, es una reacción a la acción, cuando es libre y es pura energía, pasa y deja en la sangre una pequeña traza hormonal.

Punto y aparte ¿No es esto maravilloso? Acordaos! cede su sitio al próximo movimiento, y si es pura y no está mantenida por una creencia, por un pensamiento… da paso a otro estado y así sucesivamente.

La emoción es una respuesta inmediata a sucesos que ocurren en el presente, para que sea limpia no debe de ser condicionada por sistemas de creencia y experiencias pasadas, entonces la emoción pasa por ti sin herirte. A veces ocurren sucesos que arrancan una emoción dolorosa y otras veces es alegre y jubilosa. Pero acuérdate! Vívela en el presente, siéntela con totalidad, es la expresión de la vida.

Vives una experiencia y reaccionas a esa experiencia, expresas la vida frente a esa experiencia y la emoción pasa, como una ola, como un movimiento. El movimiento no se  para, continúa y otro movimiento se instala, pues otra experiencia viene y así sucesivamente, experiencia tras experiencia, momento presente tras momento presente. Sin embargo, ¿estás en el momento presente?

En su naturaleza profunda, vuestro plexo es un sol; su función es la comunicación. Comunicar amor, recibir amor… El sol radiante expresa la alegría, la fuerza, la tranquilidad de las emociones. El plexo contiene la  paz. Solo tenéis que contemplar ese lugar. Cuando la emoción es vivida de una manera muy pura, ésta libre circulación encuentra inmediatamente la paz.

Te invito a observar el plexo solar durante este mes, las emociones que transcurren por él, los pensamientos que las acompañan. Estate atento a tu respiración.

¿Hay sentimientos que la contienen?

¿Se tensa frente a cosas que no quieres hacer pero haces porque crees que deberías, se tensa en la intimidad, cuando haces el amor, o cuando te relacionas, cuando juzgas o te crees juzgado, cuando sonríes pero quieres llorar?

¿Se tensa cuando te enfadas o cuando te gusta alguien y no te atreves a sentirlo en toda su totalidad? ¿Cuando se tensa y cuando lo sientes relajado? Para algunos se ha instalado una tensión constante y has de ir liberando emociones viejas y creencias que las sujetan para volver a sentir paz, confianza, alegría y amor.

Ponte una mano en el diafragma de vez en cuando, siente tu respiración, sonríele a tu sol interno… ¿Se relaja en la exhalación, sientes el libre fluir del aire hacia el corazón?

Relaja siempre que puedas y si no puedes entra con tu  consciencia presente en el plexo y dale espacio para sentir, siente tu verdad en el momento y permite que el sentimiento que allí se alberga, encuentre una expresión genuina. Poco a poco aprende a confiar, a relajar, a darte cuenta que puedes sentir la intensidad de tus emociones con presencia sin que te fulminen. No reprimas los sentimientos, para y sin actuar o luchar simplemente dale espacio al sentir! Una vez que has sentido el pasar de la ola sabrás como expresar tu verdad de una forma verdadera y responsable!

Esto es lo que significa amor propio y amar lo que Es!

Un abrazo con el plexo solar radiante y relajado queridos!