meditación del mes – octubre 2014

Durante los próximos tres meses voy a compartir la visión tántrica o taoísta del “Secreto de La Luz Dorada” y desglosaros de una forma sencilla estas preciosas y reveladoras enseñanzas.

La primera parte es una invitación a reconectar con un principio muy sencillo y básico en el camino tántrico, místico, en el caminar por la vida! Es entender la relación entre presencia (consciencia) y energía.

Shiva es consciencia y Shakti es energía!

Allá donde va Shiva, va Shakti!

Donde va la consciencia crece la energía.

Dónde se enraíza la presencia, crece el amor!

Esta es la polaridad básica que genera la vida:

El gran campo cuántico del cual todo emerge, que está en todo, Dios, Tao o como lo quieras llamar se divide en consciencia y energía!

Desde que nacemos nuestra atención aprende a enfocarse en conocer y sobrevivir en el mundo exterior.

Nos aprendemos a ver reflejados en los demás y en las circunstancias que nos rodean y dejamos de sentir nuestra propia luminosidad!

Nuestra atención, el fuego de nuestra presencia tiene el precioso poder de generar energía, luz,… y cuando se enfoca en algo concreto la energía empodera  ese objeto o situación, lo ilumina. Allá dónde enfocas tu atención, eso crece.

La atención despierta la energía, la energía a su vez se manifiesta y cobra forma!

Como hemos aprendido a enfocar nuestra atención fuera de nosotros mismos, hemos perdido la conexión con nuestra fuente de luz interna y estamos constantemente derrochando energía hacia fuera y muy contadas veces nos paramos a recibirla de vuelta!

Recibir energía de vuelta es la primera llave!

Cuando empezamos a enfocar nuestra consciencia hacia nuestro interior

nos llenamos de energía, vitalidad, alegría y éxtasis.

Te invito a tomarte cada día unos momentos para comenzar a cambiar el hábito y enfocar tu atención, no hacia el mundo que te rodea y hacia tus percepciones de él, si no hacia el sujeto, o sea tú, que percibe.

Tú eres la consciencia que percibe el mundo.

¿Te percibes a ti mismo percibiendo el mundo?

 Con la meditación de este mes te invito:

 Primero a observar como tu atención sale constantemente de ti!

 ¿Al despertarte, hacia dónde te llevan los pensamientos?

 Cuando te pones en acción, ¿dónde enfocas tu atención y cómo?

 ¿Sigues presente en tu cuerpo, consciente de tu respiración, de la actitud interna, de lo que piensas y sientes? O tu atención se enfoca completamente en el resultado de tu acción?

 ¿Cuando algo o alguien despierta una emoción o un sentimiento en ti, dónde pones la presencia? ¿En la fuente interna de dónde emerge esa emoción para sentir su vibración, su coloración, la índole de su energía, su fuerza? ¿O tu atención se enfoca en aquello que ha provocado la emoción y allí se disipa toda tu energía?

¿Cuando ves una película y se pone emocionante, o triste, o romántica, pierdes la atención dentro de ti y te vas con toda la energía hacia la película?

¿Cuando amas y deseas a alguien, toda tu luz, tu atención, tu energía vital se va hacia el otro o mantienes el contacto con la fuente de amor dentro de ti?

La dificultad está en poco a poco disolver el hábito que siempre te lleva a tomar el exterior como referencia, el hábito de enfocarte hacia afuera. Al principio el movimiento de tu atención dirigido hacia dentro es desacostumbrado y confuso. Pierdes el sentido de esa falsa identidad hasta que te encuentras realmente!

Te encuentras primero con lo que piensas y opinas y crees, etc… Cuando te das cuenta de que detrás de los pensamientos hay sentimientos y detrás sensaciones y detrás percepciones y… finalmente está EL que ES, la pura consciencia que percibe.

Para profundizar en esta experiencia de revertir el enfoque de tu consciencia hacia dentro en vez de hacia afuera para que la energía que gastas en tu extroversión se cristalice más dentro de ti, te invito a probar este experimento que Osho nos dió:

Cuando te mires al espejo siente como al mirarte, evaluarte, tu energía sale de tus ojos hacia la imagen que refleja el espejo. Eso es extroversión!

Estás mirando la cara reflejada, que aunque sea tu propia cara, la imagen está fuera de ti.

Fíjate en tus pensamientos, mientras te miras, tu atención enfocada en la imagen, en los ojos que te refleja la imagen.

Ahora invierte este proceso.

Imagínate que la imagen te está mirando a ti y siente esa mirada dentro de ti.

Inmediatamente cambia algo. Percibe la sutileza de este cambio en ti.

Y luego cuando salgas al mundo, mantente receptivo!

Puedes probar luego con una flor o con un árbol, o con el cielo mismo!

Al mirarlo, imagínate que su infinita inmensidad te esta mirando a ti, y siéntete.” OSHO

La finalidad de muchísimas técnicas de tantra o taoistas es básicamente revertir la dirección de tu atención de afuera hacia dentro.

Una vez que se instala la consciencia en ti y se cristaliza la energía podemos empezar a circularla. Primero aprende a sentir la luz o el fuego de la presencia dentro de ti.

Un amoroso abrazo a todos,

Astiko

Si durante las prácticas de cualquier meditación, te surgen dudas o preguntas, puedes escribirme a info@tantrawithastiko.com